junio 15, 2024

Alerta Quintana Roo

Entérate de todo lo que pasa en Quintana Roo.

Murió el piloto Wilson Fittipaldi, hermano de la leyenda de la Fórmula 1

Murió el piloto Wilson Fittipaldi, hermano de la leyenda de la Fórmula 1

Foto de Instagram Enzo Fittipaldi

El piloto brasileño de Fórmula 1 Wilson Fittipaldi, hermano mayor de Emerson, una de las leyendas de la historia del automovilismo, murió este viernes a los 80 años, informaron familiares.

Gracias por todo lo que hiciste por el automovilismo brasileño, tío Wilsinho. Descansa en paz, campeón”, escribió en redes sociales su sobrino nieto y piloto Enzo Fittipaldi, que compite en la Fórmula 2.

Wilson Fittipaldi estaba ingresado en un hospital de la ciudad de São Paulo desde las vacaciones de Navidad, después de que durante una comida se atragantara con un trozo de carne y eso le provocara una parada cardíaca, según reportaron medios brasileños.

El gobernador del estado de São Paulo, Tarcísio Gomes de Freitas, lamentó el fallecimiento de un “símbolo del automovilismo brasileño” que “reforzó la presencia de Brasil” en la categoría reina de este deporte.

Fittipaldi compitió a principios de los años 70 en la Fórmula 1, primero con la británica Brabham, ya desaparecida, y luego con Copersucar, también conocida como Escudería Fittipaldi, que fundó en 1975 junto a su hermano Emerson, después de que este se coronara campeón del mundo en 1974 y 1972.

La escudería, que se mantuvo activa hasta 1982, quedó séptima en el ránking de constructores en 1978 y décima en el de pilotos en 1978 y 1980.

En una reciente entrevista con el portal especializado Racing, el piloto se declaraba “muy orgulloso” de haber creado la escudería, hasta hoy el único equipo brasileño en haber competido en esa categoría, y decía que actualmente sería muy complicado hacerlo por el “costo” de la Fórmula 1.

Su hijo, Christian, compitió con Minardi y Footwork entre 1992 y 1994, antes de dedicarse a las carreras de resistencia, de mayor duración que las de Fórmula 1.

Con información de EFE

Fuente: Lopez Doriga